Cómo ahorrar en tu seguro de hogar

Cómo ahorrar en tu seguro de hogar

Cómo ahorrar en tu seguro de hogarSabemos que hoy en día quien tiene una casa tiene un tesoro. Si estás pensando en contratar un seguro para tu vivienda, ten en cuenta que no hay dos productos iguales. La prima que pagarás por tu póliza dependerá de las características de tu casa y, por supuesto, de las coberturas que contrates. Tómate tu tiempo, sigue nuestros consejos y elige la mejor opción.

POR CONTINENTE: 

– Comprueba el valor real de la construcción: en la póliza, el valor del continente se tiene que ajustar al valor real de la construcción, no al precio actual de la vivienda en el mercado. Asegurar menos conlleva un seguro más barato, pero ten cuidado y no te pases escatimando.

– Incluye detalles: sé muy preciso a la hora de describir la vivienda, y no olvides incluir detalles como si está deshabitada algún período del año o a cuántos kilómetros se encuentra del núcleo urbano. La influencia de estos datos en el precio del seguro es más que considerable.

– Haz reformas: informa si ha habido obras recientes en el edificio o la vivienda, como por ejemplo mejoras en la conducción del gas o los sistemas eléctricos, por ejemplo. Pagarás menos.

– Evita el infraseguro: si aseguras una cantidad inferior a la real puede producirse un infraseguro, o que la aseguradora no te pague todo lo que necesitas. No reduzcas capitales porque al final puedes salir perdiendo.

POR CONTENIDO: 

– Cubre todos los bienes: incluye todos los bienes que se encuentran en la vivienda, aun cuando unos estén más expuestos que otros a sufrir un posible alcance. Por ejemplo, un ordenador tiene más posibilidades de desaparecer en un robo que una cama, de ahí que las aseguradoras valoren de diferente forma los bienes y establecen sus tarifas teniendo en cuenta las posibilidades reales de siniestro en cada caso. Si solo aseguras los objetos más expuestos la tarifa individual será mucho más cara.

– Seguridad y vigilancia: si tu casa dispone de elementos de seguridad (puerta de acceso blindada, alarma de robo, rejas, cristales blindados, caja fuerte, vigilancia, cámaras de seguridad…), el seguro de hogar será más económico.

– Establece un valor justo: uno de los capítulos más relevantes del seguro del hogar es la cobertura de responsabilidad civil. Unas aseguradoras lo vinculan a continente (a la responsabilidad derivada de la propiedad) y otras al contenido (a la vida privada). Un tercer caso es el de aquellas compañías que lo establecen como garantía independiente. En ambos casos, contrata coberturas suficientes.

– Aprovecha las ofertas: si sabes buscar bien siempre hay ofertas interesantes.

ADEMÁS:

– Paga las cuotas anualmente: si abonas la póliza en un único vencimiento, en vez de mes a mes, evitarás que la aseguradora genere más gastos de envío y de gestión, lo que se traslada a la prima.