catndog_1

En muchas ocasiones planificar las vacaciones con nuestras mascotas plantea problemas. Muchos hoteles u otro tipo de alojamientos no aceptan animales e incluso se hace difícil viajar con ellos en cualquier medio de transporte. Llevar a nuestra mascota con nosotros es aconsejable cuando el viaje se haga en coche, el lugar de destino no esté demasiado lejos y el alojamiento sea un camping o un piso o casa unifamiliar. Sin embargo, no siempre se dan estas condiciones y es necesario recurrir a otras posibilidades.
Lo más aconsejable para tu animal es que alguien de confianza se traslade a tu casa para cuidarlo y si no, llevarlo a la casa de algún pariente o conocido. Pero si ninguna de estas opciones es factible, puedes acudir a una residencia para animales. Para elegir un buen centro lo primero que hay que hacer es visitar varios antes de escoger. En esa visita es importante comprobar que el recinto tenga una área de recreo amplia y que las instalaciones estén limpias y bien cuidadas. También tiene que haber cuidadores especializados para que los huéspedes estén siempre bien atendidos y un veterinario que los vigile periódicamente.
Es importante que los animales se alojen en habitáculos individuales para prevenir contagios (eso sí, si dos animales viven juntos habitualmente, es mejor que lo compartan). Si va a dormir en el exterior, la zona de sueño debe ser cálida y estar libre de corrientes de aire.
Al dejar al nuevo inquilino en el centro es imprescindible llevar la cartilla de vacunación al día. Además, hay que informar al personal sobre su dieta y hábitos alimenticios y explicar si tiene alguna enfermedad. Debes dejar un teléfono tuyo de contacto y el de su veterinario. Y para que no se sienta muy solo puedes llevar también algunos de sus juguetes, la mantita o colchoneta que usa en casa o una camiseta vieja tuya.

Si vas a viajar con él:

– Lo primero que hay que hacer es visitar al veterinario y explicarle el itinerario, el medio de transporte y el destino del viaje. Además, si nuestra mascota no lleva bien los traslados, se puede pedir al veterinario que le recete algún calmante o un medicamento contra el mareo.
– Es imprescindible poner al día la cartilla de vacunaciones y todos los certificados veterinarios del animal (!y no olvidarlos en casa¡).
– Si sales de España, hay que llamar a la embajada del país de destino porque en algunos casos se exigen vacunas que no son obligatorias aquí o es necesario traducir los papeles al idioma oficial del país.
– Vayas al país que vayas, es recomendable que el animal esté identificado y, si viajas dentro de la Unión Europea, resultará obligatorio para perros y gatos.
– Para viajar en un transporte público, comprueba por adelantado las normas de la empresa en cuestión y lleva al animal en un contenedor aprobado por la compañía.

Consejos práctico para el camino:

Lo mejor es llevar al animal contigo en el coche si el trayecto no es muy largo. Debe viajar en la parte de atrás, separado del resto de los ocupantes por una rejilla o en el asiento trasero sujeto con una correa. El lugar en el que viaje tiene que ser confortable. Recuerda que los gatos no son buenos viajeros y si te llevas a un pájaro, mételo en una caja de cartón con una ventilación adecuada.
Si viajas en avión, infórmate de las tarifas e intenta coger vuelos directos. Tu mascota puede ir contigo si no sobrepasa los 6 kilos y si supera el límite, debe viajar en la bodega. Intenta que vaya en un transportín cómodo y ventilado.
En tren tampoco puede superar los 6 kilos y su billete es el 50% de la tarifa. Debe llevar bozal, correa e ir en un contenedor apropiado.
La compañía de transportes MRW lleva a cualquier punto de España a tu animal de compañía en vehículos acondicionados y con control veterinario.

Consejos a la hora de viajar con tus mascotas

 

¿Más información?

Rellena el formulario y nosotros te llamamos

¿Más información?

Rellena el formulario y nosotros te llamamos

Send this to a friend