Un fuego incontrolado que destruye el patrimonio o parte de él. En el sector de los seguros se habla de dos tipos de incendios: – Provocado: debido a una causa no accidental, originado a propósito. – Fortuito: producido de forma casual, sin que nadie tuviese la intención de provocarlo. Es importante esta diferenciación, porque los seguros suelen cubrir los incendios fortuitos o debidos a la negligencia, pero no los que han sido provocados.

Incendio

 

¿Más información?

Rellena el formulario y nosotros te llamamos

¿Más información?

Rellena el formulario y nosotros te llamamos

Send this to a friend