¿Qué es la cobertura de lunas en los Seguros de Coche?Los cristales del coche son de los elementos que más se tienen en cuenta a la hora de asegurar un vehículo. De hecho, la cobertura de lunas es de las más extendidas en los Seguros de Coche. Además, las lunas del coche también son de los elementos del vehículo que más incidencias generan. Por eso, hoy queremos hablar de lunas de coches y Seguros, para explicarte cómo funciona la garantía de lunas, qué situaciones cubre y qué hay que tener en cuenta a la hora de asegurar los cristales de tu coche, furgoneta o camión.

Aunque se considera una garantía adicional, lo cierto es que cada vez más aseguradoras la incluyen en su oferta básica de Seguros y, hoy por hoy, es de las más contratadas. Los datos del último informe “Estamos Seguros” de UNESPA revelan que 3 de cada 4 vehículos asegurados tienen la cobertura de lunas. En el caso de los turismos, camiones y furgonetas con Seguro, cerca del 90% de estas pólizas incluyen esta garantía. Veamos en qué consiste.

Cómo es la Cobertura de Lunas

La cobertura de lunas o Seguro de Lunas del Coche ha sido tradicionalmente una garantía asociada a los Seguros a Terceros Ampliados, y se contrataban como una póliza a Terceros con Lunas. Hoy esta garantía se incluye en la inmensa mayoría de los Seguros de Autos, a excepción de los Seguros a Terceros más básicos.

La cobertura de lunas en un Seguro cubre la reparación, colocación o sustitución de los principales cristales del vehículo asegurado. Es decir:

– Lunas delanteras o parabrisas
– Lunas laterales o ventanillas
– Lunas traseras o luneta

Cualquier coche dispone de otro tipo de cristales, al margen de los que hemos mencionado anteriormente, y es importante que tener en cuenta que cada compañía fijará sus propias exclusiones al respecto.

¿Qué elementos no cubre el Seguro de Lunas del Coche?

En cualquier coche, camión o furgoneta podemos encontrar más cristales y espejos que no suelen estar incluidos en la cobertura de lunas. El Seguro normalmente no cubre rotura de cristales en elementos como:

– Espejos retrovisores tanto interiores como exteriores.
– Faros del vehículo.
– Intermitentes del coche.

No obstante, es importante revisar la cobertura de rotura de lunas y confirmar que eso es así. Hay algunas compañías que ya incluyen estos elementos en el Seguro de Lunas y conviene tenerlo en cuenta por si necesitamos dar un parte alguna vez.

¿El techo solar está dentro de la cobertura de Lunas?

Uno de los elementos que puede estar cubierto con el Seguro de Lunas o no, es el techo solar del vehículo. Y conviene tenerlo en cuenta a la hora de elegir la aseguradora del vehículo porque reparar el techo solar de un vehículo puede salir bastante caro.

Existen aseguradoras que incluyen este elemento dentro de la cobertura de rotura de lunas, siempre que el techo solar forme parte del equipamiento de serie de ese coche, furgoneta o camión asegurado.

Un elemento instalado de serie supone que el vehículo lo incorpora de fábrica y no ha sido colocado por el propietario tras su matriculación. Si el titular quiere asegurar un techo solar instalado posteriormente, podría hacerlo si el tomador del Seguro lo declara como accesorio, aunque esta opción no la permiten todas las aseguradoras.

Situaciones que cubre la cobertura de rotura de lunas

Llamar al Seguro por una rotura de lunas es una situación relativamente frecuente. Pero hay que matizar algunos puntos de esta cobertura para no llevarnos una sorpresa. La garantía de lunas nos cubrirá si los cristales del parabrisas, la luneta o las ventanillas del coche han sido dañadas a causa de un accidente o siniestro ajeno a la voluntad del conductor o del asegurado.

En estos casos, la aseguradora asumiría la reparación o indemnización por la rotura de los cristales. La valoración del daño se realizaría en función del coste de la reposición de las lunas y su instalación.

Al contrario de lo que muchos asegurados creen, la compañía no puede imponer el taller de reparación. Lo cierto es que cada cliente es libre de escoger dónde reparar las lunas del coche. Sin embargo, la gran mayoría de las compañías recomiendan uno de sus talleres asociados para que realicen la reparación de las lunas.

Exclusiones del Seguro de Lunas del Coche

Hay algunas situaciones en las que la rotura de los cristales del coche no estaría cubierta por la póliza. En las condiciones del contrato se suelen detallar las exclusiones de la garantía, aunque aquí te dejamos algunas incidencias que no cubrirá tu Seguro de Lunas:

– Rayones y otros daños estéticos provocados por el uso.
– Elementos que no sean de serie.
– Los espejos retrovisores.

Compartir :