¿Qué seguros son imprescindibles para tu empresa si vas a emprender?

¿Qué seguros son imprescindibles para tu empresa si vas a emprender?

¿Qué seguros son imprescindibles para tu empresa si vas a emprender?Un accidente de un empleado, una inundación del local en el que desarrollas tu actividad, un corte de luz que echa a perder todo un día de trabajo… Ninguna empresa está exenta de sufrir un percance que ponga en peligro su negocio. Por eso es importante contratar los seguros necesarios para poder salir airoso de cualquier situación.

Según el estudio ‘Empresas 360º’, elaborado por Mapfre, uno de cada tres riesgos empresariales no dispone de una protección adecuada.

Mantener a salvo el negocio de una empresa no es algo complicado ni excesivamente costoso, dado que se estima que un nivel de cobertura óptimo del 100% no superaría el 1% de la facturación de la compañía.

Pero antes de contratar cualquier cobertura, es conveniente hacer un análisis para averiguar cuál es la exposición de la compañía a estos cuatro tipos de riesgos:

Riesgos sobre el patrimonio

Están relacionados con activos materiales e inmateriales, como inmuebles, maquinaría o vehículos.

Para hacer frente a estos riesgos, tienes a tu disposición varios tipos de seguros:

– Multirriesgo empresarial: Está dirigido a cubrir los riesgos de daños materiales a los que pueden estar sometidos los locales comerciales con actividades profesionales o de empresas de servicios, así como su contenido y las personas que desarrollan su actividad en él.

– Seguro de comercios: Su función es proteger el local comercial, el contenido y las personas que trabajan en él en el caso de negocios dedicados a la venta de productos (sin elaboración, fabricación ni manipulación) y las oficinas y despachos profesionales.

– Seguro de autos/motos: da cobertura a los riesgos que se derivan de la circulación de los vehículos de motor, así como a otros daños y coberturas asistenciales. Recuerda que es obligatorio asegurar los vehículos.

El informe ‘Empresas 360º’ indica que el 39% de los riesgos de este tipo no están cubiertos por la empresa. A nivel geográfico, las compañías de País Vasco y La Rioja, con un 66% de las necesidades cubiertas, son las que mejor aseguran su patrimonio.

Riesgos sobre responsabilidad civil

Afectan a la actividad de la empresa, a las actividades de sus empleados, a productos y servicios e incluso a las actividades de sus socios.

Si quieres estar protegido ante este tipo de riesgos puedes contar con estas coberturas:

– Responsabilidad Civil de explotación: garantiza al asegurado el dinero que deba entregar a modo de indemnización en el caso de que haya causado daños a un tercero en el desempeño de su actividad empresarial.

– Responsabilidad Civil Altos Cargos: está concebido para proteger el patrimonio personal de los administradores sociales frente a las reclamaciones por los daños causados a la sociedad, accionistas o terceros como consecuencia de una mala gestión.

– Seguro de Responsabilidad Civil: diseñado para cubrir el resto de modalidades: responsabilidad civil privada, actividades empresariales, por contaminación, actividades profesionales…

Riesgos sobre la cuenta de resultados

Son aquellos que impactan en los resultados de gestión de la compañía y pueden estar derivados de los posibles impagos de las ventas que se realizan a crédito. Hay que tener en cuenta que es posible que algunas empresas sufran retrasos en los pagos de los clientes, bien por solvencia o bien por una morosidad prolongada.

Para ello, existe un seguro de crédito contra daños que permite a las empresas que venden a crédito proteger su negocio frente al riesgo de posibles insolvencias o impagos de sus clientes. De este modo pueden aumentar la rentabilidad y la viabilidad de su proyecto.

Este tipo de seguro presta un servicio integral en prevención y gestión de riesgos, recobro de deudas, indemnización de siniestros…

El informe de Mapfre expone que este tipo de riesgos es el que obtiene un índice de aseguramiento más bajo de todos los que configuran la protección de la empresa e insiste en que solo una de cada cuatro compañías dispone de una cobertura que ampare las pérdidas económicas de su cuenta de resultados derivadas de un siniestro.

Riesgos sobre el personal

Muchas compañías ofrecen a sus empleados un conjunto de beneficios sociales que les ayudarán a complementar su sueldo, incrementar su motivación y mejorar el clima laboral. Entre ellos destacan el seguro de accidentes y vida y los seguros de salud.

El informe de Mapfre apunta que únicamente el 5,6% de las compañías tiene planes de pensiones para sus empleados y destaca que solo una de cada tres empresas otorga algún tipo de seguro médico, pero solo a determinados colectivos.

Además, incide en que los sistemas de retribución flexibles son muy poco utilizados, dado que el 12,9% de las empresas dispone de ellos.

Las conclusiones de este estudio desvelan que todavía hay aspectos que mejorar en la seguridad de las empresas. Para no llevarte sustos y saber en qué punto se encuentra la protección de tu negocio, tu mediador pone a tu disposición una amplia gama de productos para mantener tu compañía sana y salva.