La Federación Empresarial Toledana (Fedeto), la aseguradora internacional Chubb Insurance y la correduría castellano manchega GSF broker, han renovado este martes el convenio de colaboración, por el que se puede contratar un seguro que protege a los gerentes y administradores de las empresas toledanas ante la responsabilida

d civil derivada de la toma de decisiones en sus empresas.

renovado-el-convenio-entre-fedeto-chubb-insurance-y-gsf-broker

El secretario general de Fedeto, Manuel Madruga; el jefe de Ventas en España de Chubb Insurance, Santiago Sánchez; y el director de GSF Correduría de Seguros, José Enrique García, han explicado en rueda de prensa tras la firma del convenio que con él se persigue «proteger» a directivos y empresarios «de los riesgos a los que se ven sometidos en la toma de decisiones dentro de su empresa».

Madruga ha declarado que los empresarios se encuentran ante un entorno regulatorio «mucho más complicado» que lleva «a que cada vez haya una legislación más compleja», y ha subrayado que también la crisis ha provocado una mayor competencia, por lo que los máximos responsables de las empresas tienen que tomar una serie de decisiones que pueden ser «precipitadas» y el «cambio de mentalidad» que existe hoy en día hace que «se nos pueda demandar por todo y por cualquier cosa».

Entre los ejemplos que ha citado para explicar los «riesgos» a los que se ven sometidos los directivos, Madruga ha destacado una reclamación por parte de accionistas «por una mala inversión que se haya podido llevar a cabo», o el hecho de que un empleado reclame un puesto de trabajo que se le haya dado a un compañero que él considere que está menos cualificado.

«Todo este tipo de cuestiones bombardean de forma permanente a un gerente y a un administrador, y en muchas ocasiones no se controla el riesgo que eso tiene, y le avoca a que tenga que responder en determinadas ocasiones con todos sus bienes», ha comentado el secretario general de Fedeto, que ve «muy importante» explicar este tipo de pólizas, que no solo están destinadas a las empresas del Ibex.

RECLAMACIONES «VARIOPINTAS»

Por su lado, José Enrique García ha señalado que en el 2015 se cumplieron 25 años desde que se hizo la primera póliza de este tipo en el mercado español y que con el tiempo «la gente ha ido tomando conciencia» de ello y los empresarios, a la hora de tomar decisiones en el seno de su empresa, pueden tener reclamaciones de lo «mas variopintas».

El jefe de ventas en España de Chubb Insurance ha mencionado que este sector no suele estar ni bien conocido ni entendido y por eso están haciendo «un esfuerzo a nivel sectorial» para que se vea la importancia del mismo en la «actividad industrial de cualquier empresa». De ahí que su tarea sea la de divulgar y hacerles ver a las empresas familiares y a las pymes los riesgos a los que están expuestos y luego que «las empresas decidan hasta qué punto aseguran o auto-asumen esos riesgos».

Según ha detallado el director de GSF Correduría de Seguros, entre el año 2012 y 2014 las reclamaciones de este tipo se han incrementado en un 71 por ciento y el promedio de gastos de defensa que conlleva un proceso de estos está en una media de 300.000 euros.

 

Compartir :